Inicio / Actualidad nacional / El oficialismo confía en poder mantener el quorum en amabas cámaras

El oficialismo confía en poder mantener el quorum en amabas cámaras

El oficialismo confía en poder mantener, junto a sus aliados, el quórum en la Cámara de Diputados y el Senado, con las bancas que consiga el próximo domingo en las elecciones de renovación parlamentaria, si se cumplen o se mejoran los resultados de los comicios primarios del 11 de agosto, donde consiguió el 30 por ciento de los votos en todo e país. El optimismo está fundado no sólo en los escaños que ya tenía asegurado en las PASO, sino en la percepción que tienen sus candidatos de que se están acortando las diferencias en los principales distritos, lo que le permitiría sumar algunas bancas claves para conformar las mayorías para la sanción de las leyes. Para el Frente para la Victoria es central mantener el control de las cámaras, para permitirle conducir las comisiones que habilitan el tratamiento de los proyectos y el quórum para aprobar las iniciativas que respalden la política económica y social implementada desde hace una década. Por ese motivo, el oficialismo aspira junto a sus históricos aliados conducir las dos cámaras y evitar así la experiencia del 2009, cuando se conformó el grupo A -integrado por un heterogéneo conglomerado opositor que luego se dividió a la luz de los intereses encontrados de sus bloques- y que terminó paralizando por dos años la actividad legislativa. De todos modos, el panorama que existe en Diputados y Senado es diferente al 2009, porque en las dos cámaras el oficialismo tiene un número de legisladores superior al que tenía hace cuatro años atrás, por la excelente elección que hizo en el 2011 y la perspectiva que tiene de mantener y sumar más bancas de las que tiene actualmente. En diputados el oficialismo tiene un bloque de 109 bancas -aunque aún figuran en su seno dos legisladores que acompañan a la oposición- y sólo debe renovar 34 escaños con lo cual tendrá una base de 75 y se estima que sumará entre cinco y siete legisladores con lo cual alcanzará un piso de 114 a 116 y habrá 14 aliados de diferentes fuerzas políticas. Se trata de 9 legisladores que tienen mandato hasta 2015 de Nuevo Encuentro (3), Frente Cívico de Santiago (4), Movimiento Popular Neuquino (1) y Renovador de Salta (1), y otros cinco que ingresarán desde el 10 de diciembre, con lo cual alcanzarán 14 legisladores que votan con el Gobierno, a los que siempre se puede sumar otras bancadas menores, dependiendo del tema en debate y la negociación previa. El oficialismo aspira a sumar dos diputados en la provincia de Buenos Aires, donde el FPV pone en juego diez bancas y si se repiten los resultados de las PASO tendrá al menos dos escaños más. En cambio en la ciudad de Buenos Aires el único candidato que ingresó es Carlos Heller de Nuevo Encuentro, y la perspectiva es obtener tres lugares, con lo cual dos corresponderán al kirchnerismo. En Entre Ríos el oficialismo pone una banca en juego y podría obtener entre dos y tres, y en la Rioja sumará una ya que no pone en juego ninguno, porque Jorge Yoma se pasó a la oposición hace un año y hace pocos días formalizó su salida, lo mismo sucede en Salta y allí espera sumar un representante K. En tanto en La Pampa se estima que los dos representantes de la provincia que responden al gobernador Oscar Mario Jorge, que tenían un bloque separado, se sumarán a la bancada del FPV, aunque hasta ahora siempre acompañaron al Gobierno. En cambio, el oficialismo cree que perderá una banca en Chubut, una en Misiones, y no tendrá de aliados a dos neuquinos del MPN que están alineados con el moyanismo. En el Senado el oficialismo asegura que podrá mantener su supremacía, porque confía en que ganará en la mayoría de los distritos y podrá reunir junto a sus aliados el respaldo de 37 u 38 legisladores, con lo cual se garantizará mantener el control de la cámara y el quórum para poder sesionar y aprobar iniciativas. El Frente para la Victoria junto a sus aliados pone en juego 16 de las 24 bancas, que corresponden 11 al FPV y 5 de aliados del Movimiento Popular Neuquino, de Nuevo Encuentro Tierra del Fuego, y de Santiago del Estero, y una del porteño Samuel Cabanchik. La bancada del FPV dice que tiene asegurado el triunfo en Río Negro, Chaco, Entre Ríos, Salta, y Tierra del Fuego, que obtendrá una en Santiago del Estero, que totalizan once bancas y que pelea para conseguir la minoría en Neuquén y en la Ciudad de Buenos Aires para obtener 13 escaños. A eso se suma el seguro triunfo que obtendrá el Frente Cívico de Santiago del Estero de la mano de su gobernador Gerardo Zamora, con lo cual junto a los 24 senadores que reúne otros bloques que apoyan al Gobierno podrá tener en ese cuerpo el piso de 37 legisladores para habilitar la sanción de leyes. En cambio, el oficialismo perderá la mayoría en la ciudad probablemente en manos del PRO si se repiten los resultados de las PASO y en Neuquén, donde la lista patrocinada por el gobernador Jorge Sapag perdió en las PASO ante los candidatos que responden a Guillermo Pereyra, el petrolero que es adjunto de la CGT de Hugo Moyano y milita en la oposición. Fuente: Agencia de noticias Télam.-

Acerca de kuyen

Compruebe también

Inauguraron la Esquina Soda Stereo en la Ciudad, pero se equivocaron al grabar la placa

Se encuentra en Victorino de la Plaza y Almirante Sixto Barilari, en el barrio porteño …

A %d blogueros les gusta esto: