Inicio / Actualidad nacional / ¿AMOR A LA CAMISETA?. Envían un mensaje intimidatorio a la casa del jefe de la Policía Federal

¿AMOR A LA CAMISETA?. Envían un mensaje intimidatorio a la casa del jefe de la Policía Federal

Román Di Santo recibió hoy un mensaje intimidatorio en su casa, vinculado a las investigaciones que la fuerza lleva adelante sobre la barra brava de Boca, por lo que radicó la denuncia ante la Justicia porteña. alt Voceros de la PFA informaron que la amenaza consiste en un recorte del diario deportivo Ole con una nota sobre la barra brava de Boca, sobre la cual escribieron con marcador negro: “Di Santo te encontramos, 5 H” y detrás, resaltada en un círculo, la palabra “ataúd” que está en el título del artículo periodístico. “Lo dejaron en un sobre cerrado a nombre mío con una leyenda que decía publicidad”, contó el jefe de la PFA en la puerta de los tribunales porteños. Tras recibir el mensaje, Di Santo, junto con el superintendente de Comunicación de la fuerza, Sebastián Seggio, se trasladó al Palacio de Tribunales de Talcahuano 550 donde radicó la denuncia ante el juez Manuel De Campos, quien investiga varias causas ligadas a la barra brava de Boca y sus presuntas vinculaciones con dirigentes de clubes y efectivos policiales. “Vamos a seguir combatiendo y vamos a seguir llevando hasta las últimas consecuencias el esclarecimiento de estos hechos”, aseguró el comisario. Investigadores de la PFA estimaron que quienes enviaron el mensaje habrían tenido intenciones de amedrentar seriamente a Di Santo, ya que localizaron su domicilio particular e hicieron llegar el mensaje directamente a sus manos. “Será porque estamos muy involucrados con la causa, porque estamos trabajando a fondo con todo lo que tenga que ver con organizaciones delictivas de gran nivel. Le están tocando mucho a los barras y en este caso de Boca”, dijo Di Santo. Los voceros destacaron que en el marco de las investigaciones internas que encabeza Di Santo hay dos sectores afectados: los barrabravas y los dirigentes, y los policías desplazados de la División de Seguridad en Eventos Deportivos, quienes debían hacer las tareas de inteligencia para evitar el accionar de los barras. “Como policía y como autoridad no me asusta en absoluto, estoy preparado para eso como todo hombre de la fuerza”, afirmó Di Santo respecto a la amenaza, la cual recibió “por primera vez en forma escrita”. Hace 20 días, por orden del juez De Campos, las oficinas de la División de Seguridad en Eventos Deportivos de la PFA fueron allanadas en el marco de la causa en la que se investigan distintos hechos delictivos de la barra brava xeneise, por los cuales hay dos policías imputados. El allanamiento se realizó con el fin de de obtener evidencia que permita establecer si existe connivencia policial con barrabravas boquenses, especialmente en el último episodio ocurrido en proximidades de la cancha de San Lorenzo el 21 de julio, en el que dos hinchas fueron asesinados. La medida fue entonces solicitada por el propio Di Santo, a través del departamento de Asuntos Internos de la fuerza. El día del procedimiento, el subsecretario de Políticas de Seguridad e Intervención Territorial del ministerio de Seguridad de la Nación, Darío Ruíz, dijo que había “dos personas (policías) vinculadas a la institución que están imputadas en esta causa”. Ruíz destacó “el compromiso de la Policía Federal para investigar estos hechos y separar al personal que podría llegar a tener alguna relación espuria, que no corresponde con la conducta de la institución”. “Esto es un hecho histórico. Nunca un jefe de la Policía Federal ha solicitado una investigación de estas características de su propio personal, esto marca un punto de inflexión en esta situación y en estas investigaciones que estamos llevando adelante”, agregó entonces Ruiz en declaraciones a Télam. La megacausa que involucra a “La 12”, y alcanza a las autoridades de Boca, se inició en agosto de 2011 con el crimen de Ernesto Cirino, un vecino del barrio porteño de Liniers, por el cual fueron detenidos el entonces jefe de la hinchada, Mauro Martín, y su segundo, Maximiliano Mazzaro, entre otros. Durante la instrucción de esa causa, el juez comenzó a investigar una supuesta asociación ilícita entre miembros de la barra brava y de la dirigencia del club mediante el presunto alquiler de carnets de socios falsos, con el fin de obtener fondos. Por conexidad, el juez De Campos también pidió la causa en la que se investiga el crimen de dos hinchas de Boca en la previa del partido que el equipo xeneize iba a disputar frente a San Lorenzo, en estadio del Bajo Flores. Los hinchas asesinados fueron Marcelo Carnevale (33) y Angel Díaz (44), quienes murieron tras un tiroteo entre dos facciones de la barra brava en el cruce de Lafuente y Ana María Janer. Los investigadores determinaron que esos homicidios fueron consecuencia de una nueva peles entre la facción oficial de “La 12”, actualmente liderada por Cristian “Fido” Debaux, y un grupo que responde al ex jefe de la hinchada, Rafael Di Zeo. Fuente y fotografía: Agencia de Noticias Télam.-

Acerca de kuyen

Compruebe también

La otra cara de los “descuentos” de Vidal: Intendentes sacan cuentas y ponen el grito en el cielo por los recortes en los ingresos municipales

Nota de Revista La Tecla.- La eliminación de impuestos provinciales en las tarifas de gas, …

A %d blogueros les gusta esto: